IVÁN REDONDO Y LA IMPUNIDAD

 

En 1992 la economía española ocupaba el séptimo lugar en el mundo, cómodamente situada, superaba a Canadá (8ª) en 42.000 millones de dólares. En 2007, un año antes del inicio de la Gran Recesión de 2008, nuestra economía era la octava potencia mundial. Nos había rebasado China; Canadá ya nos pisaba los talones a 4.000 millones de dólares. La expansión económica, consecuencia de la entrada en el euro y de la llegada de inmigrantes, nos permitió alcanzar las menores tasas de paro (8,6 %) en 40 años, y mantenernos en el top 10 mundial. Nuestra deuda pública sobre PIB era del 36,3 %.

En 13 años hemos perdido seis posiciones mundiales

En 2020 el paro asciende al 16,1 %, la deuda representa el 119,9 % y nuestra posición en el mundo ha bajado al puesto número 14, tras ser adelantados por Australia (un país de sólo 7,7 millones de habitantes) en el último año. En 13 años hemos perdido seis posiciones mundiales; India, Brasil, Canadá, Corea del Sur, Rusia y Australia han sido capaces de aumentar su productividad con respecto a nosotros en estos últimos años. Italia y Francia han mantenido posiciones y se han alejado de España. Francia nos dobla e Italia es un 50 % mayor.

En renta per cápita, según la fuente, somos los 30 (FMI), los 33 (B Mundial) o 35 (ONU). Nos han superado Malta, Corea del Sur o Puerto Rico. Nos pisan los talones Chipre, Eslovenia y Estonia.

Para finalizar el repaso estadístico, somos el país 29 en cuanto a población, el 42 en % de usuarios en internet y el 121 en rapidez en crear una empresa. La ONU reconoce 195 países en el planeta.

Hace tiempo que reflexiono acerca del coste que nos supone el marasmo político que arrastramos; con las reseñas de los párrafos anteriores intento explicar que el mundo no para de girar y los españoles llevamos unos años en los que, de forma sistemática, dejamos pasar oportunidades que sí aprovechan otras naciones.

Hay cosas que no salen gratis.

La devaluación de la formación de muchos dirigentes

La devaluación de la formación de muchos dirigentes del país. Nos hemos acostumbrados a que ministros, secretarios de estado, subsecretarios y directores generales tengan como mérito fundamental su adhesión al dirigente de turno; apreciamos como intrascendente que su única experiencia laboral sea en el partido político correspondiente. Da igual que la experiencia en sanidad, ciencia o cultura del ministerio que pasará a dirigir sea inexistente, lo importante es que cumpla con determinada cuota de poder del partido que forma gobierno.

Importa que aparezcamos mal situados en las pruebas que hacen a nuestros alumnos de secundaria y bachillerato. Importa que nuestras universidades, en los rankings internacionales, estén alejadas de los 100 primeros puestos. La educación es el mayor ascensor social, enseña a superar dificultades, al premio en el esfuerzo, proporciona gimnasia mental y facilita la entrada al mundo cultural que acompaña la vida entera. Empobrecer los contenidos y devaluar el premio al mérito conduce a la frustración y a una nueva anomia social.

… partidos que tienen por bandera la destrucción de la nación

No es baladí que el gobierno actual esté apoyado por partidos que tienen por bandera la destrucción de la nación como la conocemos. Es relevante que para aprobar unos presupuestos se supriman elementos de cohesión territorial o se arrincone la lengua común y se obligue a los jóvenes a estudiar en lenguas que cercenan sus salidas profesionales.

Subir las pensiones a sabiendas que se van a pagar con nueva deuda, conduce a hipotecar el futuro de las nuevas generaciones, aumentar nuestra dependencia frente al BCE, reducir nuestra soberanía y crear un espejismo ante nuestros jubilados que antes o después se desvanecerá.

Recientemente ha aparecido Iván Redondo en tv, ha presumido de ser el causante de la victoria del PSOE en Cataluña (Salvador Illa) y achaca su salida del gobierno (Jefe del gabinete de la Presidencia del Gobierno) a que no contaron con él para la moción de censura en el parlamento de Murcia. Carece de reparo en reconocer que su trabajo ha sido para el PSOE, no para los españoles como corresponde a un alto cargo de la Administración. Ha cobrado del Estado para trabajar para todos los ciudadanos, no ha sido un empleado del PSOE, aunque resuma su trabajo en las campañas socialistas.   Desconozco si ello constituye malversación, pero el ejemplo que muestra es deplorable, de impunidad y falta del más mínimo decoro.

Nuestros dirigentes se han instalado en la prepotencia del mundo de la impunidad. Viven en un mundo en el que tienen el derecho a promulgar leyes, que para ellos no existen. La sensación de impunidad condujo a Urdangarín y a Juan Carlos; empujó al PP a pagar con dinero negro la reforma de su sede o ha llevado a Podemos a un enfrentamiento abochornante con el Tribunal Supremo. No hay mayor corrupción que incumplir las propias leyes que ellos dictan.

No simpatizo con populismo de ningún tipo, no creo que problemas complejos puedan solucionarse con simples consignas afortunadas; somos como somos y los que somos (que diría Koeman) y debemos encontrar soluciones que nos permitan crecer como país. Pretender cerrar los ojos ante lo que hacen otras naciones que nos rebasan y aplicar soluciones que han fracasado allá donde se ensayaron sólo nos llevará a seguir perdiendo peso en el mundo. Nuestra irrelevancia nos acabará por costar muchos euros.

Para terminar un toque de angostura, somos el quinto país con mayor esperanza de vida en la mujer y el décimo de los varones, no todo es negativo.

 

PD: Para los más curiosos:

Esperanza de vida (https://www.datosmundial.com/esperanza-de-vida.php)

Economía española (https://es.wikipedia.org/wiki/Econom%C3%ADa_de_Espa%C3%B1a)

10 comentarios en “”

  1. Los datos y hechos son claros. La democracia española es un desastre. Sin embargo todos los medios de comunicación la alaba. Pero, ¿Como podemos salir de la situación en que estamos.?. El problema es que Europa no solo no ayuda sino que es parte del problema.
    Francamente yo estoy en la misma fase de pesimismo que tu anuncias para ti

    1. Esclarecedor artículo. Certero y preciso en los datos. Es la realidad de la política interna practicada en las últimas legislaturas, con la triste gestión de políticos que solo tienen un fin, servirse del poder para sus fines personales. La Nación es secundaria en sus objetivos. Sea por ignorancia, sea por imprudencia o sea por negligencia asumida, la realidad es que, política y económicamente vamos en retroceso. Y rápido. La única salida es un gobierno sólido que, a derecha e izquierda, asuma que lo esencial y prioritario es la Nación, no sus organizaciones políticas. El pueblo Español lo está demandando.
      Cuanto antes.

  2. Tomás, totalmente de acuerdo, empezamos a ser legión los aburridos y al mismo tiempo perplejos por esta pandilla de ……. que nos desgobiernan, porque eso es lo que hacen, un profundo ejercicio de desgobierno.
    Educar en la nada para que parezca algo, pero en el fondo es la nada, ni ética, ni filosofía, ni chicha ni limoná.
    La falta de compromiso, desde los padres que se inician a los que son incapaces de ver como sus hijos se emborrachan en botellones inauditos semana tras semana, nos está dando esos números que tan bien has expresado.
    En fin, mucho ánimo, pero la verdad es que lo veo muy oscurito.

  3. Estoy absolutamente de acuerdo con todo lo que dices. Para mi es uno de tus mejores artículos y al mismo tiempo el que más tristeza me ha producido, por la terrible realidad que tenemos desde hace unos diez años, y que no tiene el más atisbo de mejora, dado en nivel de nuestros políticos, sobre todo los del Congreso

  4. Querido Tomas, como siempre perfecto en tu comentario, pero te propongo un ejercicio posterior, ¿podrías esbozar la posible solución?, con tu clarividencia, creo que podrías y sería muy interesante.

  5. Después de leer el artículo, con el que estoy de acuerdo, ¿es acaso bueno que seamos el quinto país con mayor esperanza de vida en la mujer y el décimo de los varones? Si tu análisis es verdad, que lo es, ¿es bueno vivir tanto?

  6. Parece que nuestro amigo Tomás ha superado la inacción inherente a un pesimismo pasajero y se descuelga con un «Yo acuso» que parece competir con el histórico. Bienvenido sea su excelente análisis económico-social tan instructivo para los simples legos en estas lides. No pasemos por alto su valentía al denunciar la desfachatez, incompetencia, impunidad y corrupción de nuestra clase política, sin eludir la concreción en un personaje como Redondo a quien retrata «carente del más mínimo decor o».
    Por consiguiente, bien, muy bien, amigo mio.
    Y ahora te requiero para proseguir tu análisis. Según parece entre 1929 y 1935 se frenó bruscamente el proceso económico expansivo iniciado a finales del siglo XIX : descendió el PIB, la inversión, las exportaciones…Y aumentó el paro y la extrema pobreza (Moradiellos).
    A lo largo de los meses de paz de 1936 España estaba en «tácita suspensión de pagos en los mercados internacionales»
    ¿ Esto es comparable a lo expuesto por tí ? Y lo que te planteo ¿ Podemos desechar desenlaces semejantes ?. Por favor, no te deprimas

  7. Muy buen Articulo Tomas. Enhorabuena.
    Nuestra decadencia en estos últimos años, resulta evidente y es gran culpa de la falta de preparación y/o experiencia profesional de nuestros dirigentes politicos. Me asombra cómo el pueblo español deja nuestros destinos y la administración de nuestro dinero, en manos de gente que no tiene capacidad alguna. Quizás en un proximo articulo puedes profundizar en el porque .
    Abrzo
    Rafael

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *