COYUNTURA ECONÓMICA 1

La vacunación en la UE va como un tiro, se considera vacunado (al menos con una dosis) al 50 % de la población. La inmunidad de rebaño es un objetivo al alcance de la mano; parece que a Pfizer le han sobrado dosis en EE UU, lo que ha coincidido con un aumento sobre las previsiones para la UE. El aspecto negativo es la sombra de las continuas variantes que surgen. La única solución será vacunar a toda la población mundial; así habrá menos probabilidades de que las mutaciones del virus se produzcan y que cuando lo hagan, que no se extiendan por la inmunidad de grupo.

El suero vacunal ha actuado como combustible para relanzar la economía; en el turismo se esperan mejores resultados que las previsiones, iguales expectativas hay en el incremento de las exportaciones. El aspecto negativo es la cuantía de las inversiones, 14.000 M € presupuestados de los fondos de la UE y hasta ahora 0. El crecimiento enérgico del PIB se espera para el 3º y 4º trimestre.

La demanda embalsada, durante los períodos de limitación de la movilidad, ha desbordado los inventarios empresariales y conducido a las economías, de ambos lados del océano, a cifras de inflación desconocidas en la última década. EE UU está en el 5 % y la UE alrededor del 2 % (Alemania 2,5, Francia 1,4, España 2,7). Los bancos centrales con sus políticas de expansión monetaria y tipos a cero, mantienen el rumbo y retrasan la revisión de los tipos de interés al 2023 o 2024, aunque disminuirán las compras de deuda en 2022. Ligero repunte de los tipos a largo, pero el bono a 10 años alemán continúa en tasas negativas muy próximas a cero.

Hay varias claves que auscultan con detalle los expertos. El ahorro de las familias está en cifras muy elevadas, especialmente en EE UU. En China han aplicado control de precios en algunas materias primas. Después están las disrupciones en las cadenas de producción y los problemas de suministro de materias primas y componentes, es la escasez de semiconductores que amenaza con ralentizar las fábricas de automóviles; son pocos los fabricantes de los chips y menos aún los fabricantes de las máquinas para cubrir la demanda de semiconductores. Por último, está la subida del precio del petróleo. Las empresas del sector se quejan de las medidas medioambientales que dificultan las prospecciones y la apertura de nuevos pozos, lo que tensiona los precios al alza. Es muy probable que en la transición de descarbonización sea inevitable pasar por una situación de precios más elevados.

En lo que se afanan los analistas es en dilucidar si la inflación es temporal o amenaza con quedarse, o dicho de otra forma ¿cuánto hay de coyuntural (exceso de demanda) y cuánto de estructural? En función de ello deberá ser la solución. La opinión mayoritaria es que el componente fundamental es el coyuntural, habrá años con cifras del entorno al 3- 4 % para moderarse después; todo apunta que la inflación de la década actual será sensiblemente mayor que la anterior.

El objetivo de los gobiernos será intentar que no se produzcan efectos de segunda vuelta o espirales de aumentos de precios y salarios; si la economía se deslizase por esa pendiente los bancos centrales tendrían que revisar la política monetaria.

PD: En base a informaciones de FUNCAS, Cemex y BBVA. Para ampliar, el artículo del profesor Doménech (https://www.vozpopuli.com/opinion/inflacion-consumo-eurozona.html)

5 comentarios en “Coyuntura económica 1”

  1. El problema es que en la coyuntura económica española hay otros temas en la agenda que no tienen otros países, como el tema catalán, el tema del gobierno que tenemos, declaraciones de unos y otros, etc.
    Gracias por tu análisis Tomás,
    Santiago

  2. Estimo que lo que importa del contenido de tus comentarios es que, tanto si son sobre cuestiones políticas como económicas, sean acertados y nos hagan pensar, lo que creo consigues plenamente,
    Así, también en estas tus reflexiones sobre la coyuntura económica, me han hecho meditar sobre la realidad de lo que, respecto al aspecto económico, se está originando
    En lo que afecta a la inflación, mi opinión es que es coyuntural dadas las circunstancia derivadas de las consecuencias que ha acarreado el Covid. Espero no estar equivocado al opinar que este tipo de inflación, es un índice que no debía generar demasiada preocupación, al menos de momento.

  3. Básicamente de acuerdo y nuevamente un análisis acertado. En mi opinión yo añadiría el problema creciente de la oferta de silicio y su repercusión en toda la cadena de alta tecnología que va a generar un patrón de la comercialización de muchos productos de consumo y por consiguiente una inflación de precios.

    Esperemos que sea coyuntural, aunque no estoy muy seguro.
    Gracias tomas por tus reflexiones
    Jesusgm

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *