EL RUMBO IGNOTO FRENTE AL ICEBERG

Iván Redondo ha ordenado poner a enfriar el mejor champán de las bodegas de Moncloa. Los presupuestos generales del Estado han recibido el primer empujón con la aprobación en el Congreso. Las cuentas son el pasaporte mágico que despeja la niebla, expulsa los maleficios y permitirá al gobierno transitar con cierta comodidad hasta 2023. Un solo presupuesto (con sus prórrogas) facilitará cubrir la práctica totalidad de la legislatura.

El objetivo es terminar con el régimen político salido de la transición

El país navega con Sánchez como mascarón de proa, al tiempo que recibe la primera brisa del mar, mientras controlan el timón el druida Iglesias, en concierto con Rufián (ERC) y las huestes de Bildu. El triunvirato marca un rumbo hacia territorio ignoto para la inmensa mayoría de los españoles. El objetivo es terminar con el régimen político salido de la transición. Como se va a realizar esa voladura es una incógnita; como será el sistema político que lo sustituya es un enigma aún mayor. Iglesias intenta controlar RTVE y a gran parte de los tertulianos, bajo la machacona premisa de que el gobierno representa a la mayoría salida del parlamento y en consecuencia de los ciudadanos. Los socialistas de gobiernos anteriores que ven en este escenario las ideas de un rincón de la sociedad y no de la mitad de los españoles, son considerados obsoletos, pretéritos y se les recomienda que dediquen su tiempo al juego de la petanca.

Estamos en la parte central de la legislatura, los partidos del gobierno buscan “dar cancha” a sus bases, para moverse hacia el centro cuando se aproximen las convocatorias electorales.

La resilencia del líder socialista es proverbial, su capacidad de sortear obstáculos le ha hecho un campeón del slalom; las cunetas a su paso se cubren de adversarios políticos olvidados. Las veces que ha fijado una postura, para colocarse en sus antípodas son incontables; galvanizado frente a sus incoherencias, parece no pagar tributo electoral (al menos en las encuestas) lo que le impulsa en su proverbial osadía.

En el océano hay un iceberg gigantesco, es la crisis económica

Sánchez confía que los fondos europeos (NextGenerationEU) llenen los depósitos del barco para continuar la navegación. Pero ese dinero no vendrá sin condiciones. En el océano hay un iceberg gigantesco, es la crisis económica (y será social) consecuencia de la pandemia y de su gestión. España lleva desde 2007 con déficit primario (antes de incluir el coste de los intereses) en sus presupuestos estatales. Las subidas de las pensiones se hacen con cargo a la emisión de nueva deuda. La porción oculta del iceberg se hará presente, los ajustes o recortes (los llamen como quieran) serán inevitables. Los ERTE habrán finalizado, la economía iniciará su recuperación empujada por las oleadas de vacunaciones que facilitarán el movimiento del turismo. Será el momento de planificar un equilibrio presupuestario, la reducción en zonas sensibles (pensiones, funcionarios) de los presupuestos será inevitable.

El año 2021 estará dedicado a contentar a su electorado

El poder es el mejor pegamento en la política, hasta ahora ha funcionado de forma correcta en la coalición gubernamental, pero tendrán una difícil reválida con los ajustes. Iglesias intentará retrasarlos, jugará con los cubiletes todo el tiempo posible, sabe que la ciencia política dice que en las coaliciones pierde fuelle electoral el partido más pequeño. El año 2021 estará dedicado a contentar a su electorado, a forzar al PSOE a las posiciones más radicales con el objetivo de que los renuncios socialistas, le sirvan más tarde como artillería electoral. Los desahucios serán una meta volante, un pulso para tensar la cuerda; UP es el partido condenado a perder en la coalición y tiene que conseguir triunfos ante su electorado. Sus pactos con ERC (que tiene a su líder en la cárcel por sedición) y Bildu (con varios dirigentes condenados por terrorismo) prometen dar carnaza a las tertulias políticas.

Sánchez mientras tanto juega sus peones; en un flanco Calviño y Escrivá para defender la ortodoxia económica y Margarita Robles como bastión del Estado. El otro flanco lo consagra a Redondo que reparte papeles según corresponda la coyuntura política.

La oposición del PP se ha acomodado en sus “camarotes de primera con terraza” a esperar que el desgaste de la crisis económica le haga el trabajo. Mientras tanto lo relevante es no cometer errores. Hay que repetir la jugada de Zapatero. La deuda será la que marque el final de la coalición.

La Constitución con su blindaje de doble aprobación (con mayoría reforzada), referéndum y elecciones aguanta. Como hacerla “saltar” sin pagar el peaje de la consulta popular (a todos) y de las elecciones es un misterio, al menos para mí.

6 comentarios en “EL RUMBO IGNOTO FRENTE AL ICEBERG”

  1. Quienes leen este blog , solemos votar a los partidos así llamados de derechas . La división política en la que nos hayamos inmersos no ofrece perspectivas de que en 2 años desaparezcan del gobierno quienes ahora lo ocupan. No es hora de que empecemos a hablar de Unidad ?
    A que aspiran los dirigentes del PP ?
    A batir a VOX en la próxima moción de censura ?

  2. Mientras tanto , a la gente se la entretiene con inmersiones lingüísticas, Valle de los Caidos, memoria histórica, payasadas rufianescas, hundimiento de Messi y del Barsa y lesión de Piqué.
    Pero la orquesta sigue tocando

  3. Mejor no se puede analizar la situación. Estoy totalmente de acuerdo con la certera exposición de lo que se prevé que puede pasar en 2.021, Lamentablemente, confirma de alguna manera, a mi juicio, el pesimismo que me invade y que ya he dejado traslucir en algunos de mis otros comentarios precedentes, sobre el negro y muy cercano horizonte que se avecina, en relación con la integridad de nuestra Nación.

  4. Otro «pleno al 15»,por vision,diagnóstico y claridad y lamento profundamente que se puedan cumplit tus vaticinios,ello será la descomposicion de lo que tanto trabajo nos costó a las generaciones anterioresy en las que tanta ilusion depositamos,…yo,que aporte mi granito de arena en la Transición,todo este «relato» de los nuevos»conquistadores»,me ponen los pelos de punta,no son conscientes de la deriva que nos pueden traer,desde luego,nada bueno, y tampoco estoy seguro que la Constitución signifique un freno para ellos…..cambiarán lo que sea menester,hay que mantenerse cueste lo que cueste…..Ay¡ si Espronceda levantara la cabeza,ya lo retrato perfectamente en una de sus maravillosas creaciones.Aún así…..
    Felices Navidades y que la Santa Vacuna nos inmunice de tanto mal.
    Abrazos en la distancia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *