LAS CARTAS ESTÁN DADAS

Las cartas están dadas. Una vez aprobados los presupuestos se abre un período largo (2-3 años) en el que se jugarán dos partidos al mismo tiempo. El de primera, el que jugarán PSOE y Podemos en el seno del gobierno y el de segunda, en la oposición entre el PP, Vox y Ciudadanos.

 En el pupitre de Iván Redondo se avanza la nueva estrategia; elegir el mejor momento para romper con Iglesias

Sánchez se encuentra en la mejor de las posiciones desde que lo desalojaron de la Secretaría General de su partido. No necesita mayorías absolutas a la vista y una moción de censura es prácticamente imposible; aunque rompiera el gobierno con Iglesias, Unidas Podemos no podría pilotar la moción en contra y Sánchez sobreviviría con su particular resiliencia.  En el pupitre de Iván Redondo se avanza la nueva estrategia; elegir el mejor momento para romper con Iglesias. Una vez alcanzado el salvoconducto que proporcionan los presupuestos, la siguiente meta volante es la ruptura de la coalición de gobierno. Sánchez buscará el mejor momento para deshacerse de su socio.

Iglesias busca ser muy radical para acorralar al PSOE. Quiere estar de forma permanente surcando el límite con el precipicio, obligar al PSOE a sentir el sudor frío del vértigo. Cuantos más barones se quejen de la política del gobierno, mejor indicación para las huestes podemitas de que están en el camino acertado. Otegui, Rufián, referéndum independentista, indulto a los independentistas catalanes, todo será poco mientras Sánchez con cara de póker aguante el envite. El único freno para Iglesias es que pongan pie en pared y le obliguen a abandonar el gobierno.

Todo el desgaste que pueda atizarse a la monarquía será contabilizado contra el régimen de la transición

Tras abochornar al país (y a media Europa) con las finanzas (y el extraño autoexilio) de Juan Carlos, Felipe VI parece estar situado en el punto de mira. Se trata de que la población asocie monarquía con franquismo. Todo el desgaste que pueda atizarse a la monarquía será contabilizado contra el régimen de la transición que es el objetivo principal. Tanto Bildu como ERC son conscientes de que con la Constitución vigente no es posible la independencia de los territorios. Luego hay que poner al país ante el precipicio para que se alcance una situación semi revolucionaria, una fractura de legitimidad que permita alcanzar un entorno con varias repúblicas. Por inaudito y paradójico que pudiera parecer hay una coalición de fuerzas parlamentarias (ERC, Bildu y JxCat) que necesitan la voladura del Estado para alcanzar sus objetivos; lo restos de Podemos (el matrimonio Iglesias, Echenique, etc) confían en que facilitando el camino de las fuerzas abiertamente independentistas mantener su estatus político obligando al PSOE a echar el freno de mano. Ese es el rumbo que ha marcado una parte del Parlamento que ha votado con el Gobierno.

Dos interrogantes, ¿cómo pretenden alcanzar esa situación?, ¿hasta cuándo el PSOE se mostrará colaborador con la estrategia de Iglesias, Otegui y Rufián? Seguro que en lo que resta de legislatura asistiremos impávidos a nuevos ejercicios de equilibrismo político de Sánchez, en los que afirmará lo contrario de lo que dijo o tensará el alambre de la arquitectura jurídica del sistema político.

En el otro extremo se jugará el partido de segunda, la hegemonía de la oposición, la otra disputa por los votos de los españoles

En el otro extremo se jugará el partido de segunda, la hegemonía de la oposición, la otra disputa por los votos de los españoles. No habrá posibilidad de expulsar al gobierno, como se hizo con Rajoy. Ni la sentencia del Tribunal Supremo sobre los EREs, ni el posible indulto a los presos del “proces”; la oposición sólo podrá intentar estar lo mejor posible colocados en el 22 o 23. Hasta tanto, las catalanas.

Casado dobla su apuesta porque el deterioro económico expulse al PSOE del gobierno, para ello parece que su estrategia es esperar. La crisis económica y la UE obligarán a los recortes y cuando caigan chuzos aparecerá el PP como la solución menos mala.

Abascal se afana en la idea de nación-patria-estado. Vox claramente representa un extremo del Parlamento y de la sociedad, por su derecha no hay nadie; la ganancia de votos tiene que venir por su izquierda, debe arrancarlos del PP. No tengo claro que aspire a gobernar, la menos por ahora.

Ciudadanos vuelve a quedarse sin pareja en el baile, Arrimadas despreciada por Sánchez debe trabajar por hacerse un hueco en el centro. Mientras los socialistas continúen en el coqueteo con Bildu y ERC, a Ciudadanos se le abre espacio para buscar votos desencantados (o asustados) de la deriva del Gobierno. Por la derecha a la formación naranja le será más difícil encontrar votos, Casado ha iniciado su movimiento al centro y se intensificará al aproximarse a cualquier cita electoral.

Casado, Abascal y Arrimadas hablan a media España; Sánchez e Iglesias a la otra mitad

Casado, Abascal y Arrimadas hablan a media España; Sánchez e Iglesias a la otra mitad. Los votantes que se cambien de onda (o se decanten por la abstención) decidirán el nuevo gobierno.

Mientras se juegan estos dos partidos habrá que estar preparados para sucesivas subidas de impuestos, volverán a abrir los telediarios con la Cruz de los Caídos, el patrimonio de los Franco y las heridas de hace 80 años. Dos Españas, dos formas de ver el mundo.

Feliz vacuna y 2021.

14 comentarios en “LAS CARTAS ESTÁN DADAS”

  1. Querido Tomás.
    Partes de la base de que Sánchez se desprenderá de Podemos. Yo no lo creo. Es un depredador. Le da igual absolutamente todo y navegará permanentemente con podemitas, nacionalistas y advenedizos como el PNV y hasta 11 en total.
    Recuerda, es como el escorpión del cuento de la rana.
    Un abrazo.

  2. Me gusta este análisis político. Sin la colaboración mediática, el pasado no se hace presente. Esto tiene solución, apagar la televisión, olvidar al periodismo de partido, y centrarse en el presente, en las capacidades de cada cuál para echar el paso adelante. Es el tiempo, del ciudadano crítico y la cooperación entre nosotros, para marcar aún más el abismo que separa a los políticos de las gentes de a pie.!

  3. Hay otro escenario, que Podemos se integre en la casa común de la izquierda que quiere representar el PSOE. Hace mucho frio fuera del despacho oficial. Si yo fuera los nacionalistas no dormiría tranquilo, cuando sus votos no sean útiles lo útil será destruirles. Sanchez ha demostrado que es capaz de cambiar de extremo cuando le es necesario.

    Los dos gobiernos socialistas de la época democrática cayeron por una crisis económica a pesar del apoyo de los medios afines, esta vez no parece que el desenlace vaya a ser diferente con las políticas que están aplicando, por mucha propaganda que haga Iván.

    Gracias Tomás por tus comentarios. Que 2021 nos traiga más salud, alegría y prosperidad que el año que termina.

  4. Me ha gustado tu análisis. La disección de la situación permite ver dónde está el problema, lo que nos falta ahora es ver cómo lo tratamos. Hacen falta tres cosas esenciales: Constitución , concordia y pensamiento libre. Cuesta encontrarlas en el mercado.

  5. Estoy de acuerdo salvo con la hipotética ruptura de Sánchez con Iglesias. El Presidente ha demostrado reiteradamente ( eso es lo que creo piensa la mayor parte de la gente .sensata), que lo único que le interesa es, al precio que sea, mantenerse en el poder y jamás moverá una ficha que, aunque sea improbable, pueda de alguna manera, poner en peligro su poltrona.

  6. Tu visión es muy atinada, Tomás. Como de costumbre.
    Será que últimamente estoy pesimista o muy pesimista, pero veo una situación que no es la habitual en las democracias occidentales y es que el juego clásico de gobierno-oposición y elecciones cada cuatro años (o cinco) tiene pinta de que puede desaparecer en España. Formalmente, no. Habrá que hacer el paripé frente a Europa.
    Pero la clase media española, que dio estabilidad a nuestro país durante mucho tiempo, está hundiéndose con la crisis económica que está cayéndonos encima. Y lo que nos queda.
    De modo que cada vez seremos más dependientes de las «mercedes» del Gobierno y habrá más voto comprado. Como en Venezuela. Lo acabamos de ver.
    ¿Qué grave pecado hemos cometido para que coincidan unos políticos lamentables con una enorme crisis sanitaria y, consiguientemente, económica?
    En fin, como tú dices, feliz vacuna y tengamos una leve esperanza en 2021.
    Y perdón por el rollo.

  7. Que vision¡¡¡¡¡pero a la vez que pena,que a estas alturas del partido,los españoles dependamos de semejantes Politicos,que poco han aprendido de gobernantes anteriores,partidistas,SI,pero con un alto sentido de Estado,tanto de Centro como a Izquierda y Derecha.
    Nos queda la esperanza de Europa,garante de derechos y libertades(eso espero),árbitro neutral con los desmanes que a buen seguro intentarán colocarnos,
    Aunque empiezo a notar cierto malestar y mucho pesimismo,y eso para nada es buen sintoma,así comienzan las cosas que tanto daño nos han causado.
    Felices Fiestas y mucha salud.
    Julio S.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *