PERO, ¿A QUIÉN SE LE OCURRIÓ “LO DE MURCIA”?

Una campaña electoral es como un western que termina en un duelo, del que indefectiblemente algún participante queda mal herido políticamente hablando.

En las elecciones de Madrid ha firmado su finiquito político Gabilondo y Pablo Iglesias va camino de un ERTE, nadie apuesta porque vaya a permanecer como líder de la quinta fuerza de la Asamblea de Madrid. Es joven y tiempo tiene para volver, pero su futuro parece escrito fuera de la confrontación política. Como he reiterado es el candidato más conocido, pero el que despierta más antipatías. Tiene la «cesantía» del gobierno, más jugosa que el escaño de Madrid.

Al candidato Gabilondo lo han lanzado por un tobogán resbaladizo, en una campaña suicida que le conducirá al ostracismo o a un retiro bien pagado como Defensor del Pueblo. El fracaso histórico de los socialistas en Madrid no será asumido por los estrategas de la Moncloa, el sacrificio deberá ser asumido por el profesor de metafísica a cambio de una tranquila canongía en la estructura del Estado. Porque el fracaso del PSOE no sólo es frente al PP, sino que por primera vez las fuerzas a su izquierda (MM y UP) le superan ampliamente. Es un fracaso poliédrico. No es descartable que no tome posesión del escaño.

Más Madrid es la fuerza emergente,

Más Madrid es la fuerza emergente, la candidata más desconocida que tardó 24 horas en aceptar el órdago de Pablo Iglesias, para rechazar acudir en lista única bajo su caudillaje, hoy firma un éxito electoral. Su campaña ha huido de la subida de impuestos o del cierre de la hostelería. Si UP y PSOE hicieron bandera de la lucha contra el fascismo y una defensa de la democracia, Mónica García se ha limitado a problemas más cercanos al electorado y sin carga ideológica; ha puesto el acento en su trabajo de médico y en la lucha contra la pandemia. En el futuro puede ser una seria aspirante a la presidencia de la Comunidad, para conseguirlo deberá buscar en el ideario de la socialdemocracia, de lo contrario brillará solo en la oposición o en el parlamento nacional. Será interesante

Ayuso ha obtenido un triunfo esférico

Ayuso ha obtenido un triunfo histórico y no solo en los números (ha ganado en todos los distritos de Madrid y en todos los municipios, menos dos, de la provincia); ha conectado con amplias capas del electorado no habituales del voto popular, ha generado una identidad de comunidad desconocida hasta la fecha. Su triunfo ha sido esférico. Gobernará sola, con la abstención de Vox en la investidura, sin problemas. Ha ridiculizado los ataques del ínclito Tezanos o del laboratorio de Iván Redondo. En mi opinión una parte sustancial del éxito se debe a volcarse en la parte liberal del PP y olvidarse de la ideología demócrata cristiana, periclitada en Europa y causa de alejamiento del partido de la calle Génova de una parte importante de la ciudadanía.

En Ciudadanos solo mencionar que suenan campanas de difunto. El partido tendrá que adoptar una nueva estrategia si se desencadenan las elecciones en Andalucía. Las causas de este fracaso no son del candidato Edmundo Bal. Rivera al negarse a pactar con Sánchez y Arrimadas al facilitar la moción de Murcia son los culpables y los responsables de dejar yermo el espacio de centro.

Esta es una réplica de la moción de censura de Murcia

Por último, recordar que esta es una réplica de la moción de censura de Murcia; se frotaban las manos Ciudadanos y socialistas por la jugada maestra. Dos meses después el PSOE ha conseguido la alcaldía de Murcia bajo el apoyo de Ciudadanos y de Podemos. Ciudadanos ha perdido el gobierno de Murcia y de Madrid, no ha ganado nada y ha acelerado su consunción. Dicen que la victoria tiene cien padres y la derrota no tiene ni madre. Me inclino a pensar que esta moción es origen de la soberbia de Iván Redondo (o del dúo Ábalos y Adriana Astra) que, como esos toreros embriagados en la faena son capaces de llevar al límite la osadía hasta que terminan revolcados sobre el albero. Los socialistas triunfaron en la moción de censura contra Rajoy. Sorprendió al respetable con la rapidez del acuerdo con Iglesias, condujo en parihuelas a Illa a ganar en Cataluña, pero le esperaba el gran bofetón en Madrid; puede ser el Waterloo de Sánchez.

Las elecciones generales pueden estar más próximas de lo que se suponía antes de “lo de Murcia”.

8 comentarios en “PERO, ¿A QUIÉN SE LE OCURRIÓ “LO DE MURCIA”?”

  1. querido Tomas
    Debo suponer que tu reflexión, como siempre acertada, fue escrita antes de la salida a escena de Iglesias con su ESPANTÁ, que estaba bien prevista por todos, pero prácticamente la vaticinabas.
    Sigues en tu buena línea de análisis, no te desvíes de ella.

  2. Buen análisis, aunque te acostaste pronto. Gabilondo era un cadaver político antes de las elecciones, pues su paso como jefe de la oposición en la Asamblea de Madrid no se ha notado en ningún momento. Además lo han llevado al fracaso con el punto de inflexión cuando dijo, supongo obligado, «Pablo tenemos 12 días para ganar las elecciones¨».
    Ciudadanos ha muerto por la soberbia de Albert Rivera y la ineficacia de Inés Arrimadas, que a mi personalmente me ha sorprendido. Se dejó engañar por el equipo de Iván Redondo en la moción de censura de Murcia y no supo controlar a Ignacio Aguado, siempre a la gresca con Ayuso, en la Comunidad de Madrid. En fin una pena, pues era un partido en el cual mucha gente puso sus esperanzas

  3. Muy bien Tomás,en Politica los acontecimientos suceden con tanta rapidez,que casi no da tiempo a contar….pues inmediatamente surge algo nuevo.Lo de Ayuso se veía venir,yo he estado en algún que otro acto,y hace muchos años,que no sentía ese fervor de simpatía en la calle….barrios del clásico cinturon rojo de Madrid,otrora terreno super hostil,en esta ocasión transmitían btro ambiente.Madrid ha votado Libertad y realidad cotidiana,está muy harta de tanta palabrería y tanta sinrazón.Pasarán cosas.por supuesto,se empieza a detectar cierto grado de cambio de tendencia,el tiempo más bien pronto que tarde nos irá «poniendo al día».
    En cuanto a la salida de Iglesias,sería iluso pensar que iba a quedarse en la Asamblea como simple diputado de a pie…..no da «puntada sin hilo».
    Saludos
    Julio Serrano

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *